Rostros locales: Elizabeth Martínez, la medicina y el rock de la mano

0
149

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 130, junio 2020)

Conversar con la doctora Elizabeth Martínez Hernández, es como hacerlo con alguien que conoces de toda la vida. Para esta joven cubana los sueños han tenido alas que han echado a volar hasta lograr sus metas: graduarse como médico en este país. Un logro que a primera vista pudiera parecer fácil, pero que ha requerido varios años de dedicación, sacrificio y estudios en varias universidades de Kentucky.

“Al terminar mi tecnológico de química industrial en Cuba decidí estudiar medicina. Después de unos meses mi familia decidió venir a los Estados Unidos. Al poco tiempo de llegar a Louisville, mi hermana y yo tomamos la decisión de lanzarnos a empezar la escuela. Comencé estudiando Técnico en Farmacia, luego laboratorio, realicé mi Licenciatura en Biología en la Indiana University Southeast en New Albany. Fue ahí donde conocí a muchos latinos que querían estudiar Medicina y fue lo que me embulló a tratar de regresar. Ya en el último año de mi licenciatura me empecé a preparar para la tan temida prueba de entrada de medicina (el MCAT). Buscando cursos para prepararme para el MCAT, encontré con un programa que ofrecía la Escuela de Medicina de la Universidad de Louisville, MCAT/DAT Review Summer Workshop, que se ofrece para minorías y personas de bajos recursos. Después de dos meses estudiando día y noche tomé la prueba y saque una buena nota. La Universidad de Louisville me invitó a una entrevista y a la semana me llamaron a decirme que estaba aceptada. Me gradué el pasado mes de mayo y el siguiente paso es mi residencia médica como doctora en la Universidad de Kentucky en Lexington.”

Elizabeth también aparte de tu interés por la ciencia, pocas personas conocen de tu pasión por el rock. Cuéntanos de eso…

“Empecé a escuchar metal cuando tenía 14 años. Ahí conocí a una amiga que me introdujo al mundo del rock. Visitando los espacios artísticos de La Habana, mi hermana y yo, conocimos a Idel Ramos. Fue así como surgió uniendo nuestras voces, “Teufel”, el cual se hizo famoso en ese momento en la escena del metal cubano. Fue una experiencia fantástica, que disfruté mucho.”

¿En la actualidad sobre que rama estas enfocada de tu profesión?

“Mi especialidad va a ser en Medicina Interna y Pediatría. “

Eres una de las personas que de alguna forma colaboran e influyen hoy en ayudar a los profesionales de la salud de Cuba que han arribado a este país. ¿Cuéntame que te ha motivado?

“Si, esta idea la tuve con un buen amigo, Julio Narbaiza. Juntos creamos la página en Facebook: ¡Tu si puedes!, en la cual nos pueden contactar médicos cubanos y pedir consejos acerca de cómo tomar las pruebas de revalidación, ya que muchas veces ellos no saben cuál es el mejor material para estudiar. También ofrecemos ayuda profesional a personas que trabajaron en la salud en Cuba, pero que no necesariamente desean ser médicos. Nos sentimos gratificados de compartir nuestra experiencia con los demás”.

¿De qué te sientes particularmente orgullosa?

“Primero de lo que he logrado. Han sido años muy duros. Estudiando a tiempo completo y trabajando, con un niño de apenas dos años, que requiere mi atención. Dedicarle horas al estudio en una carrera tan difícil ha valido la pena. También, yo me siento orgullosa, de decir que soy cubana y contar mí historia, cada vez que un doctor, una enfermera u otra persona me preguntan. Estoy muy agradecida a este país, en especial esta ciudad que nos abre muchas puertas a muchos emigrantes. Hay muchas oportunidades que debemos saber aprovechar y luchar por ellas.