Rostros locales: Aime y Roly, “somos orgullosamente cubanos”

0
288

Por Yany Díaz, El Kentubano, edición 129 mayo 2020

En Preston Hwy, una de las vías más transitadas de Louisville hay un restaurante cubano, difícil no identificarlo por la bandera que cubre sus cristales. Se llama Cuban Restaurant and Bakery y cuando entras, sientes la misma familiaridad y los olores típicos de la Isla.  El congrí, el fufú, la cebollita, el puerco asado, todo me sabe al país que me vio nacer, a la misma cocina de mi abuela.

Sin embargo, no ha sido el único emprendimiento que la pareja que conforman Aime Miret y Rolando Espinosa han logrado llevar a cabo con éxito en este país. También se suma una tienda al lado del restaurante que ofrece numerosos servicios, que van desde la venta de ropa, hasta envíos de dinero por la Western Union.

Naturales de la provincia de Holguín, llegaron a la ciudad de Louisville en el año 1997 y aunque los comienzos fueron duros se enfocaron en trabajar para lograr sus metas.

Aime: “Llegamos a este país solos, creo que, con dos dólares en el bolsillo, dejando atrás nuestra familia, sin conocer el idioma. Nos ayudó una señora que se llama Carolina y también un señor que se llama Pepito, muy conocido dentro de la comunidad por ayudar a los recién llegados. Nos tocó abrirnos puertas y salir hacia adelante sin importar el clima ni las barreras que nos puso la vida. Aquí formamos nuestra familia, nacieron nuestros hijos Bryan y Dayana, plantamos bandera y echamos raíces.”

¿Cuándo nace la idea de tener su propio negocio?

“Somos un equipo, siempre soñamos con tener nuestro propio negocio, algo propio. Rolando es alguien que tiene mucha visión y muy trabajador. Un día se nos plantea la posibilidad de tener nuestra tienda, algo pequeñito. Él me apoyó en ese sueño y así dejé mi trabajo y me dediqué a nuestro negocio.”

Aime, han logrado crecer como emprendedores y ya cuentan con el restaurante.

“En la tienda vendíamos teléfonos, estábamos en Bardstown Road. De ahí nos trasladamos para Preston Hwy, hace dos años. El local al lado de la tienda estaba vacío, y como te comenté, Rolando tiene muchos planes, pero siempre tuvo en mente el proyecto del Restaurante, una idea que decidió llevar a cabo y así nació Cuban Restaurant.”

Rolando, han logrado establecerse como emprendedores en la ciudad de Louisville, ¿Cuál ha sido el mayor reto?

“Lograr la satisfacción del cliente es muy importante y ahí radica el secreto para quien se decida a poner un negocio. Cada día es un reto continuo por mejorar las ofertas, tanto en la tienda como en el restaurante. Yo siempre he tenido mi trabajo de muchos años con una compañía y el resto del tiempo estoy aquí codo con codo con mi familia. No se descansa cuando se tiene un negocio propio, pero ese ejemplo de sacrificio y perseverancia es el que le quiero enseñar a mis hijos. Tenemos un excelente cocinero y un buen equipo de trabajo.”

Aime también lee El Kentubano…

Cuando miran hacia atrás de esa pareja que llegó en 1997 a lo que han logrado ahora, ¿qué sienten?

“Sentimos orgullo, satisfacción de lo que hemos logrado con mucho sacrificio. Rolando siempre me dice que cada negocio lo pensamos para las necesidades de nosotros los cubanos y que lleguen aquí y poder ofrecerles lo que buscan, la verdad es grandioso. Nosotros siempre buscamos apoyar a los otros negocios y recomendar cuando no podemos ofrecer un servicio que vayan al lugar correcto. Apoyarnos como comunidad es algo que nos va a mantener siempre unidos.”

Recientemente formaron partes de ese grupo de cubanos que participaron en la caravana pidiendo un cambio en Cuba…

“Somos orgullosamente cubanos y pedimos un cambio necesario para nuestra Isla. Insertarnos como comunidad y hacer valer nuestra voz, que también cuenta, para reclamar la libertad de Cuba era y es necesario. La mayor parte de nuestra familia está aquí, pero eso no nos impide que queramos ver a nuestra patria, libre. Mis hijos merecen conocer sus orígenes también y por eso soñamos con esa libertad”.