Bibidzan Sánchez: Servir de ejemplo a mi hija es la mejor recompensa

0
187

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 126, enero 2020)

Detrás de cada triunfo esta la meta de servir de inspiración a su hija. Quienes la conocen, saben la alegría que desprende y la motivación por lograr sus sueños. Natural de la provincia de Holguín, la doctora Bibidzan Sánchez Romero ha completado su segunda carrera. Compaginando de manera extraordinaria su tiempo con la familia y su trabajo en Acces Care ha finalizado satisfactoriamente sus estudios en la Universidad de Sullivan.

“Llegué a los Estados Unidos el 5 de Marzo del 2008, por el programa de Lotería de Visas del año 1998, tuve que esperar la liberación médica por 7 años y por la visa de la niña, que nació en el medio de la retención. Llegué a Miami, estuve una semana en el Doral y me dieron a escoger entre irme a otro estado y quedarme en Florida. Después de poner en una balanza los pro y los contra me decidí a venir para este Estado y fue la mejor decisión”.

¿Qué te motivó a continuar superándote?

“Vine con mi hija de cuatro años, tenía que salir adelante. Aunque en mi carrera tenía un vocabulario básico del idioma inglés, escucharlo y hablarlo me era difícil en los comienzos, por lo que decidí empezar clases y conversaciones gratis en iglesias y colegios. Ingresé en JCTC a estudiarlo y desde el 2010, indagué sobre carreras y opciones de estudio, hasta encontrarme con una opción en la Universidad de Sullivan, acorde con mis intereses estudiantiles”.

¿Por qué consideras que estudiar puede ser un escalón para alcanzar el éxito en este país?

“Soy partidaria de que el conocimiento es poder, por tanto, es la clave del éxito. Debemos tener metas para nosotros mismos y como inmigrantes salir adelante en este país. Llegar a este país es un privilegio que debemos aprovechar, no importa la situación o circunstancia que tenemos que enfrentar.  Desde que llegué mi sueño era salir adelante, estudiar y sacrificarme, nunca pensé en darme por vencida, porque mi mayor motivación es el espejo que soy para mi hija”.

¿En qué rama estas enfocada de tu profesión y que es lo que verdaderamente te apasiona?

“Primero estudié Medicina en Cuba y aquí un Bachelor Degree en Ciencias en estudios multidisciplinarios de negocios y salud. Mi carrera es muy amplia y tengo varios planes para el futuro. Me apasiona el arte-terapia, como contribuir al bienestar psicológico de las personas mediante la música, el baile y la salud mental”.

Desde el 2017 has enfocado tu profesión al trabajo con adultos

“Si, desde el 2017 formo parte de un equipo fantástico y muy profesional, una gran familia, que es Access Care Adult Day and Healthcare Center (ADHC). Allí brindamos a al adulto mayor una atención personalizada. Participar en nuestros programas significa que mientras usted se encuentre en el trabajo o en la escuela, los miembros mayores de su familia pueden disfrutar de las emocionantes actividades, la provisión de atención para personas mayores y las comidas saludables que ofrece nuestra guardería, en lugar de quedarse solos en casa. Aquí somos una familia”.

¿Cuándo miras hacia el pasado de que te sientes orgullosa?

 “De haber sido madre soltera y de haber logrado tantas cosas maravillosas e importantes en este país. Mi consejo a la juventud sería que no perdieran el tiempo y los aprovechara en adquirir siempre nuevos conocimientos. El hecho de llegar, progresar y poder servir de ejemplo a mi hija es la mejor recompensa”.