Manual para unir a nuestra comunidad

0
517

Por Luis David Fuentes, PE – El Kentubano, editorial de edición 117, abril 2019

Manual para unir a nuestra comunidad y ser mejores personas

Mencionamos mucho la palabra “unidad” y clamamos con frecuencia de su necesidad para nuestra comunidad.  Aunque todos coincidimos que el significado de “unión” se traduce en más logros, mayores oportunidades, reconocimientos y prosperidad en general, irónicamente no siempre la llevamos a la práctica.

A continuación, una guía sencilla a seguir que nos ayudará a ser mejores ciudadanos, patriotas, padres, y amigos, y, por consiguiente, una comunidad más fuerte, unida y exitosa.

  • Siempre que les sea posible, utilice los servicios y productos de los pequeños negocios de nuestra comunidad. Ellos son nuestro orgullo, y mientras mejor les vaya a ellos, más variedad y opciones tendremos disponibles en nuestro idioma.
  • Participe en actividades y eventos de nuestra comunidad (conferencias, torneos de dominó, peñas artísticas, actos patrióticos, etc.). Además de esparcimiento, en ellos se ofrecen un caudal de informaciones útiles y oportunidad de compartir e intercambiar ideas en beneficio de una mayoría. Los organizadores además se sentirán recompensados por el esfuerzo y dedicación en la preparación de ellos mismos.
  • Escuche a las personas que llevan mucho tiempo acá, ellos conocen mejor esta sociedad, por lo que sus experiencias y vivencias nos evitarán cometer errores, así como utilizar y mejorar los caminos que ellos transitaron con anterioridad.  
  • No te mofes de alguien con limitaciones o que no goce de algunos de nuestros privilegios, ya sea un nivel pobre de inglés o estatus migratorio (indocumentados). Ellos, como tú, son inmigrantes que decidieron dejar su hogar y buscar mejores oportunidades en esta tierra. Los comienzos son difíciles, ayúdelos a integrarse.
  • Sirva a las causas justas, sea honesto con usted mismo, exprese su opinión sin miedo o compromisos, defienda a su patria con la verdad, sin buscar prebendas o beneficios personales.   
  • Apoye a los artistas locales. Cómprele sus libros, asista a las presentaciones musicales, a exposiciones de pinturas o fotografías, etc. Ser artista en un medio cultural ajeno, con un idioma y público diferente, es una tarea titánica… ¡Ayúdeles a realizar su sueño!
  • No segregues ni subestimes a nadie por su color de piel, religión, edad, nacionalidad o provincia de origen. Todos tenemos virtudes y defectos. Nadie tiene la verdad absoluta en sus manos, y todos aportamos nuestro granito a la comunidad.
  • Intégrese a grupos y organizaciones de nuestra comunidad (grupos literarios, ACAK, iglesias, clubes, etc.). Brinde de su tiempo para compartir con el resto y ayudar al prójimo.
  • Exalte y aplauda las buenas actuaciones (felicite en persona, postéelo en Facebook, coméntelo, etc.). Critique las malas acciones. Aconseje (en privado), sin ofender y de una manera educativa al autor de esas acciones.
  • Destierre la envidia y la chivatería que nos inculcó el sistema castro-socialista cubano. En este país existen oportunidades para todos, y el sacrifico es proporcional a los éxitos que se logran. Concéntrece en sus metas y alégrese de la prosperidad de su vecino y amigo.