Katherine Contreras: En el Wesley House Community Services somos una gran familia

0
152

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 126, enero 2020)

La doctora Katherine Contreras, es una de las personas más dulces que conozco, no descansa cuando de ayudar a los demás se trata. Será tal vez, porque con sus acciones evoca la profesión que escogió. Con ella puedes pasar horas conversando sobre su labor en una de las organizaciones sin fines de lucro más cercanas a la comunidad.

Katherine, chilena de nacimiento, pero también llevas a Cuba en el corazón.

“Nací en Concepción, al sur de Chile. Terminé mi carrera de Medicina en Cuba. Allá trabajé. Siento gran respeto por los cubanos y su cultura. Ciertamente parte de mí tiene sangre cubana, pues tengo un niño de cuatro años, Alejandro, mi motor impulsor para seguir adelante y mi inspiración en el día a día.”

Llegas a la ciudad de Louisville en el año 2012. ¿Cómo fueron los comienzos?

“Como el de todos los emigrantes en este país, con mucho esfuerzo. Siempre quise mantenerme en una rama cercana de mi profesión, cuando llegué me inicié como voluntaria en el programa de vacunas que desarrolla la Universidad de Louisville. De ahí pasé a formar parte del Programa de enfermedades infecciosas de esa misma institución, como investigadora, hasta que me trasladé a la posición actual. “

Ubicado en 5114 Preston Hwy, en la ciudad de Louisville, Wesley House Community Services funciona como una gran familia.

Katherine, desde 2017 te desempeñas como Directora de Fuerza de Trabajo en esta institución ¿Qué servicios prestan?

“Fundada en 1903, Wesley House Community Services ofrece servicios asequibles de desarrollo infantil para padres que trabajan, programas fuera de la escuela para jóvenes en riesgo, desarrollo de la fuerza laboral, clases de informática, inglés y español como segundo idioma, asistencia voluntaria de impuestos sobre la renta, una tienda de ropa usadas, entre otros servicios. Bajo la guía de nuestra presidenta CEO Dra. Renne Campbell, ofrecemos ayuda y guía a los recién llegados y a las personas de la tercera edad, quienes realizan horas voluntarias con nosotros para integrarse nuevamente al mundo laboral.”

¿Cuán gratificante puede ser trabajar para ayudar a los demás?

“Yo creo que es parte de la vocación y te puedo asegurar que mi día tiene más de 24 horas. Esa inspiración la recibí de mi madre la señora Katty Horvath Contreras.  No se trata de obtener una remuneración económica, se trata de sentir esa satisfacción de que estas dando lo mejor de ti. Ver los resultados en los recién llegados, los adultos mayores, en aportar los conocimientos, ese es el verdadero pago. Es muy gratificante. Sobre todo, porque somos un equipo pequeño guiados, pero con un corazón bastante grande”.

Unos de los servicios que prestan es el asesoramiento financiero ¿Cómo funciona?

“Ayudamos a las personas nuevas en este país a entender el sistema financiero. Organizamos charlas con especialistas de diferentes instituciones y también, ahora en este mes de enero que se acerca la temporada de impuestos, habilitamos un espacio para ofrecer asistencia gratuita en la preparación de impuestos.”

Doctora, me comentabas que todo el que lo necesite puede acercarse a Wesley House…

“Por supuesto, nuestras puertas están abiertas y nuestra mejor disposición para ayudarlos. De todas las nacionalidades, en nuestras aulas hoy contamos con un grupo de estudiantes cubanos, que prestan horas voluntarias y colaboran con nosotros.  Hacemos extensiva esta convocatoria a todos los que quieran ayudar. Creemos que el empoderamiento de las familias comienza proporcionando recursos y apoyo, y aquí en Wesley House Community Services que tenemos el poder de transformar a las familias y las comunidades.

Dr. Renee Campbel y Katerine Contreras también leen El Kentubano