Rostros locales: Carlos, Cary y Sara, “En Minors Lane somos una gran familia”

0
306

Por Yany Díaz, El Kentubano, edición 125, diciembre 2019

Reciben cada mañana a cientos de niños en la Escuela Primaria de Minors Lane. Sobre sus hombros descansa la misión de formar, de ayudar y de guiar a los estudiantes hispanos que arriban a esta institución. Carlos, Cary y Sara se distinguen por la humildad y la sencillez de entregarse a su labor que va más allá de una profesión, hacerlos sentir como en casa.

La cubana Caridad Senan Alfonso, Cary, como la conocen todos, es una de las Instructoras Bilingües de este centro. Arribó con su hijo pequeño a la ciudad de Louisville en el año 2004, donde hizo crecer una maravillosa familia y donde se ha labrado a base de mucho esfuerzo y estudio una carrera profesional.

“Como instructora bilingüe trabajo con estudiantes de educación primaria cuyo idioma materno no es el inglés (ESL). Mi trabajo consiste en brindar apoyo académico a los estudiantes de ESL a través de programas de lecturas, asignaciones especiales, proyectos de grupos e intervenciones en el salón de clases. También como empleada bilingüe puedo trabajar como intérprete y traductora sirviendo como un perfecto enlace de comunicación entre los padres de habla hispana y los maestros en la escuela.”

Sarah Rivera, es otras de las instructoras, de nacionalidad puertorriqueña, disfruta trabajar con los infantes y ayudarlos a superarse en este país.

“Las funciones de un Bilingüe es ayudar a los niños que llegan de otros países a adaptarse a la escuela y el ambiente. Todos somos un equipo para garantizar el aprendizaje. Somos la extensión familiar y comunicación con los padres en español.”

Carlos Sosa, defiende con orgullo ser cubano. Para él, este país lo ha llevado no solo a asumir numerosos retos sino también a superarse.

“Para cualquier profesional en este país hay todas las oportunidades no importa la nacionalidad, solamente hay que iniciar el proceso y proponerse lograrlo. En mi caso he transitado por todos los niveles de Educación en este país, he sido Profesor Sustituto, Instructor Bilingüe y finalmente Profesor certificado de ESL o sea Inglés como segunda lengua. El proceso puede ser lento y tedioso, pero te garantizo vale la pena. Tus documentos tienen que estar bien claros y avalados por el país de origen legalmente, luego tienes que legalizarlos aquí.”

Cary, ¿Cuál consideran ha sido el impacto de ustedes los profesores hispanos en la escuela donde trabajas?

 “En la escuela donde trabajo existe un 49% de estudiantes que no hablan inglés como su primer idioma. De este por ciento, más de la mitad son estudiantes de origen latino que vienen de Cuba, México, Guatemala, Honduras, el Salvador y hasta de Panamá. Ha sido de gran impacto la labor de nosotros los instructores hispanos ya que muchos de los maestros no hablan inglés y ahí es donde los instructores bilingües estamos entrenados y capacitados para asistir a los maestros en las aulas apoyando a los estudiantes de ESL y que reciban la educación necesaria para lograr sus éxitos académicos.” 

Carlos, ¿qué le recomendarías a los jóvenes sobre esta profesión?

“Desde que arribé a este país, toda mi familia y yo nos hemos enfrascado en poner en alto el orgullo hispano y hemos dedicado tiempo y esfuerzo en superarnos profesionalmente. A los jóvenes sólo les puedo decir que, si yo lo logré y me convertí en Profesor, cualquiera puede, pero tiene que poner toda la voluntad y sacrificio que dicha contienda necesita. Este país necesita profesionales bilingües no sólo en Educación, en todas las ramas.

Sarah, me comentabas que sientes una gran satisfacción en la profesión que realizas…

“Lo que más me apasiona de trabajar con los niños es ver lo rápido que se adaptan y aprenden y cuando hacen las conexiones en el aprendizaje. Ver sus sueños cumplidos. Mi mayor satisfacción está en que he conocido, ayudado y apoyado a tantos niños y familias y sé que pude marcar la diferencia y tal vez hacer un impacto en sus vidas.”