Rostros locales: Ramón Hernández Chourrot, la pasión por los autos exóticos

0
153

Por Yany Díaz, El Kentubano

“Mi historia es como la de muchos emigrantes en este país, con mucho tesón, esfuerzo y sacrificio, pero con la satisfacción de haber alcanzado mis metas,”, así comienza contándome Ramón Hernández Chourrot, cubano radicado en Louisville hace más de una década y uno de los emprendedores de nuestra comunidad.

Hernández se ha establecido a lo largo de los años en varios negocios dentro de los que se destaca en la actualidad Derby City Dream Cars.

“Comencé en Flash Trucking como Dispatcher, aprendiendo del negocio de la transportación y logística, colaboré también con otras compañías del sector y gané en experiencia y conocimiento en el sector. Este es un país de muchas oportunidades y considero que, si las oportunidades no pasan, las creas y tuve la posibilidad de abrirme paso aún más, en el negocio de las rastras abriendo años después mi propia compañía Mily Transport, la cual sigue bajo mi mando. Recientemente, y gracias a Anthony Miller y Jason Schmitt me uní al negocio de la renta de carros exóticos dándome la oportunidad de asociarme en Derby City Dream Cars.”

Ramón, Derby City Dream Cars se ha convertido en negocio exitoso, ¿Cómo lo han conseguido?

“Muchas compañías como Enterprise, Hertz, Álamo, Sixt, Dollar, entre muchas más tienen carros para renta, los cuales están disponibles en cualquier aeropuerto del país, pero ¿por qué no ofertar la posibilidad de rentar un carro de medio millón de dólares?, ya sea por una ocasión especial o porque desea disfrutar de una experiencia única.  Mis carros se han usado en videos de artistas locales cómo “Bailando Contigo “de Domene y El Yova, “Thru the night” de Jack Harlow, “Waste Time “de Cargo Lee, para presentar a Mr. Marvelous en sus shows de peleas de la Ohio Valley Wrestling, modelos locales como Rene Burns, Clarissa Cockrell también los han usado. Además de ser empleados para promocionar marcas locales como Poverty Kills. Igualmente hemos tenido el honor de mostrar mi carro en el Louisville Auto Show 2019 en el Kentucky Expo Center. De eso se trata este negocio, de hacer realidad con un precio adecuado, el sueño de muchas personas amantes de los autos.”

Háblame de tu pasión por los autos, ¿cuándo surge?

“Desde muy pequeño siempre me enamoraron los autos. Recuerdo que mi hermano tenía un carrito rojo, el cual yo en realidad pensaba que era un auto de verdad, me iba a la cama todos los días con ese carrito y lo ponía debajo como si fuera su garaje.  Luego cuando fui adolescente pues las películas de Rápido y Furioso las cuales veía una y otra vez solo para mirar los carros y llevaba el mismo video tape a diferentes casas de amigos para verla. Ello me despertó aún más esa motivación de algún día poder tener uno igual. Al llegar a este país me compré un 1998 Mitsubishi Eclipse al cual cada semana le ponía algún “upgrade” como spoiler (alerón), rines y escape de carreras. Éramos un grupo de más de 20 cubanos que nos reuníamos todos los viernes en la noche para enseñar nuestros carros y echarnos unas carreras en la noche.”

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

“Lograr adquirir muchos más carros a la flota. Hacer más eventos locales con los carros. Mejorar los precios de las rentas, y expandir el negocio para lugares más distantes como Evansville, Indianápolis y Cincinnati.”

Ramón, me comentabas que se no se puede vencer a alguien si nunca se rinde.

“De eso se trata este país. Puedes aprender de cada fallo, pero puedes salir adelante siempre. Gracias a Dios cuento con una familia que me ha apoyado y creo que si puedes soñarlo puedes hacerlo realidad. Por eso mi consejo para aquellos que llegan es que primero que todo se impongan una meta, algo por qué luchar, un objetivo concreto el cual les dé la fuerza de superarse a sí mismos día tras día, de no abstenerse por ninguna situación. Siempre hay alguien que nos mirará con admiración y a ese alguien no le podemos fallar”.