Rostros locales: Amanda Bacallao, “yo crecí con la herencia cubana en casa”

0
554

Por Yany Díaz, El Kentubano

“Yo crecí con Cuba en mi casa. Ese sentimiento por la Isla donde nacieron mis padres nos fue inculcado desde pequeñas a mi hermana y a mí. Es lo que hoy me hace sentir tan cubana como americana”, son estas las primeras palabras de Amanda, quien, a pesar de haber nacido en este país, siente como suyo el legado de sus progenitores, quienes llegados de la Mayor de las Antillas formaron una preciosa familia en la ciudad de Louisville.

“Mis padres Tomas e Isvel Bacallao fueron los que mostraron esas tradiciones. Yo crecí con la herencia cubana en casa. Viví con ellos esa transición como emigrantes en este país y eso fue una de las cosas que más me impactó. El patriotismo que ellos me inculcaron fue lo que me motivó a estudiar y entrar en el Army”.

Amanda, aparte de ser un orgullo para nuestra comunidad, has obtenido logros significativos en los estudios. ¿Cuál ha sido tu mayor motivación?

“Siempre me he esforzado en mis estudios, me sentí motivada por mis padres a hacerlo, pero sobre todo me ayudaron a definir que quería hacer y cuál era mi vocación. Me ayudó que en mi trayectoria estudiantil escogí una modalidad Program IB, en la que pude durante mi preparatoria, estudiar asignaturas de la universidad lo que me ayudó a prepararme y ya en la actualidad hay clases que no tengo que cursar. El programa IB tiene como meta formar jóvenes solidarios, informados y ávidos de conocimiento, capaces de contribuir a crear un mundo mejor y más pacífico, en el marco del entendimiento mutuo y el respeto intercultural”.

También has tenido la oportunidad de alcanzar una de las becas más importantes de los Marines.

“Tuve la oportunidad de obtener una beca NROTC Marine Option Scholarship. La primera vez que escuché de la beca fue cuando me acerqué a un militar en mi escuela. Hablamos sobre mis notas académicas y me dio la opción. Aunque solo seleccionan a pocos estudiantes cada año, lo logré. La beca es militar, entras a formar parte de los marines, debes tener buenas notas, actividades extracurriculares, eventos en la escuela, pasar un examen físico y una entrevista. La carrera en la que me encuentro estudiando actualmente es el idioma francés. Al inicio no me gustaba, pero tuve la posibilidad de que en la escuela una maestra me sirviera de inspiración. Fue ella quien me mostró que tenía aptitudes para los idiomas y disfrute aprender con ella y me motivó a seguir ese camino y explotar mis potencialidades”.

Hoy sirves de inspiración a otros jóvenes, ¿Qué consejos les darías?

“Mi consejo a otros jóvenes es que si ustedes se lo proponen pueden lograrlo. Para la beca, pueden acercarse a los oficiales de los Marines o en su página web. En mi caso mi mayor reto ha sido superarme a mí misma. Siempre se pensaba que como mujer optar por una carrera militar era difícil y no lo es, en los marines tenemos la oportunidad de demostrar que estamos en el camino correcto. Yo siempre me digo honestamente, esto es lo quiero hacer sí o sí.  Lo que verdaderamente me apasiona de la profesión que escogí es que voy a marcar una diferencia en el mundo, no solo en mi vida sino también para mi país”.

Amanda, también reconoce que formar parte del cuerpo de los marines le ha otorgado el deseo y la determinación de ser una líder en el futuro, por eso se siente satisfecha no solo con sus logros, sino que también motiva a los demás a perseguir como ella sus sueños.  

“Me siento muy feliz de mis logros estudiantiles porque no son solo mi resultado, es el de toda mi familia, sobre todo de mis padres que me inculcaron con esos valores el patriotismo por este país y pienso que mi carrera como marine los hago sentir orgullosos. Espero aprender mucho más, este solo es el comienzo”.