Yuli Gurriel y Yordan Álvarez guían a Houston, Pito despachó el 27, resumen cubano MLB

0
108

Los Astros de Houston (80-46) ganaron su segundo partido en línea, al disponer de Tigres de Detroit (37-85), con pizarra final de 5 carreras por 4, convirtiéndose en el segundo equipo d ela Liga Americana con 80 triunfos en el 2019 (Yankees 83).

De las 5 carreras de los ganadores 3 fueron remolcadas desde bates cubanos, con par de dobletes, a uno per capita de Yulieski Gurriel y Yordan Álvarez.

Yulieski tuvo otra noche de múltiples imparables y múltiples impulsadas, al ligar sencillo y doble, con anotada y par de empujadas, que ene se instante significaron empate y ventaja.

Tras el partido, el espirituano luce línea ofensiva de 306/343/550 (AVE/OBP/SLG) en el 2019, con 142 imparables, 61 extrabases (repartidos en 34 dobles, 2 triples y 25 jonrones), 70 carreras anotadas y 88 remolcadas, con 53 ponches y 27 bases por bolas, en 464 veces al bate y 116 partidos jugados.

Su compatriota y compañero de equipo  Yordan Álvarez fue quien puso a los Astros en la pizarra, con su doblete número 16 del año y la impulsada 56, en noche de 4-1.

El joven slugger tunero dejó sus frecuencias en 333/414/697.

En otros resultados de la armada cubana en la jornada de Grandes Ligas:

José Abreu despachó bambinazo con 2 a bordo, en 4 visitas al plato (273/313/491), elevando a 27 el total de bambinazos en la campaña y a 92 sus remolques.

Pito Abreu es ahora el primer cubano que topa la cifra de las 90 impulsadas y va a camino a su quinta temporada de 100 empujadas o más (en 6 años de Grandes Ligas).

Yasmani Grandal, pegó su doblete número 20 de la campaña y lo hizo histórico, pues fue el único imparable de los Cerveceros ante los Cardenales, para romper no hit no run en el octavo inning, con 2 outs.

Grandal ahora batea para 256/377/471.

Yonder Alonso de 1-0 como emergente (roletazo al campo corto) (201/301/355).

Jorge Soler no tuvo suerte y se fue de 3-0, con una base y un ponche (257/350/545).

José Iglesias disparó sencillo en 4 visitas al plato, con un ponche (295/324/418).

Yoan López se llevó el triunfo (2-5) con trabajo bien económico, de dos tercios de entrada, con 5 lanzamientos (3 strikes y 2 bolas), rebajando a 2.72 su promedio de carreras limpias.