Editorial: 10 años haciendo historia en Kentucky

0
726

Por Luis David Fuentes, PE

¡Arribamos a los 10 años! Y es una bendición compartir la dicha con ustedes, nuestros lectores, los que mes tras mes, durante una década, han sido la razón de nuestra existencia.

Camino largo y empinado, lleno de penas, de sacrificios, y amargo de aprendizaje, para luego, con el cursar de los años, disfrutar de jugosos premios: La satisfacción de haber sido pilar importante en el desarrollo de nuestra comunidad, así como también merecer el respeto y el reconocimiento de todos, incluyendo el gobierno local.

Llenos de satisfacción celebramos el arribo a los diez años de mantener vivas nuestras raíces, de haber traído durante los últimos 120 meses un pedacito de nuestra patria a Kentucky.

Llenos de orgullo celebramos una década de ayuda desinteresada, de proceder honesto y de representación digna de los intereses de nuestra comunidad, ya sea a través de las múltiples actividades y eventos celebrados en beneficio de la misma, así como además resaltando continuamente los logros y éxitos de muchos de nuestros miembros. De esa manera, en cada una de nuestras ediciones no se ha dejado de homenajear a nuestros líderes, a nuestros emprendedores, a los que de alguna manera han puesto en alto el prestigio de nuestra comunidad.

Lo que comenzó como un sencillo tabloide de poquitas páginas hace 10 años, hoy día es una revista repleta de información útil, actual y balanceada, de variadas secciones, con un diseño y periodismo profesional, que por su contenido y calidad ha obtenido importantes premios de organizaciones privadas y gubernamentales. 

Esta publicación se regocija además de haber expresado durante sus 10 años de vida su constante agradecimiento a esta nación, de mostrar inmenso respeto a sus leyes y a sus gobernantes democráticamente electos. ¡Vaya privilegio este último que ojalá pudiéramos disfrutar en nuestra patria algún día no muy lejano!

Mucho más se pudiera escribir del significado de nuestra publicación y del papel que ha jugado durante los últimos diez años en el desarrollo de nuestra comunidad, de su labor exaltando solo lo positivo de la misma, y con el objetivo definido desde su primer ejemplar en ayudar al prójimo, ayudarnos a ser mejores ciudadanos, patriotas, padres, amigos o seres humanos.  

El equipo de El Kentubano le agradece a sus lectores y patrocinadores la confianza y el apoyo brindado por tantos años, gracias por la confianza y por habernos permitido entrar en cada hogar y convertirnos en un miembro más de su familia. ¡Gracias!