Editorial: Agradecimiento a esta nación

0
212

Editorial de edición 120, julio 2019

Redacción El Kentubano- Luis David Fuentes, PE

Otro aniversario de la fecha más importante que se celebra en Estados Unidos de América y por ello, no puede faltar en esta edición nuestra nota de agradecimiento.  

Hace 243 años, el 4 de julio de 1776, este país logró su independencia de Reino Unido, naciendo así la primera república democrática representativa de la historia de la humanidad, nación que por más de 2 siglos ha tenido ininterrumpidamente elecciones libres, siendo el faro de libertad y democracia para el resto de la humanidad.

La historia recoge además que, ha sido este el único país potencia que no ha tenido colonias en otros países; que su papel ha sido clave en el enfrentamiento a las dos doctrinas modernas que más víctimas han causado a la humanidad, el fascismo y el comunismo; y que anualmente contribuye con billones de dólares (del bolsillo de sus contribuyentes) en ayudas a organizaciones, instituciones, fundaciones y a programas en beneficio de la humanidad. Es sin embargo víctima frecuentemente de la envidia y la crítica del resto de las naciones, fundamentalmente del movimiento de izquierda mundial.

EEUU es el país líder de la tecnología, de la medicina, de los avances industriales, y el que rige la cultura (moda, cine, música, etc.) a nivel mundial, haciendo con todo ello, más placentera la vida y existencia de la raza humana en la tierra, como nunca antes desde su origen.

Esta nación, a través de su historia ha dado refugio a millones de emigrantes de todos los rincones del mundo, y residir en la misma es el sueño de otros miles de millones que lo intentan a diario a través de sorteos de visas, aplicaciones familiares o de trabajo, o el ingreso sin autorización legal a través de sus costas o fronteras. Se conocen muy pocos casos de personas que emigran desde EEUU hacia otros países, en cambio el flujo de emigrantes hacia este país es incesante, fundamentalmente desde África, Asia o Latinoamérica.

Por todo esto y más, en nombre de todos los que hemos emigrado a esta nación y la hemos hecho nuestro hogar, aquí le expresamos nuestro amor y agradecimiento infinito.

Gracias por recibirnos y darnos protección y abrigo sin pedir nada a cambio, sin reparar en el color de nuestra piel, religión, edad, sexo, condición física, etc. Gracias por dejarnos disfrutar de su maravillosa democracia, por permitirnos expresar nuestras opiniones sin miedo a ser reprimidos o discriminados. Gracias por aceptarnos con nuestro idioma y cultura diferente. Gracias por proveernos de todas las herramientas para prosperar económicamente, ya sea con el trabajo honrado para un empleador o para sí mismo en un negocio propio.

En esta, nuestra segunda patria, nosotros los latinos construimos nuestros hogares, vemos crecer a nuestros hijos y ayudamos a nuestros familiares que viven en nuestros países de origen. Es por ello que, como orgulloso cubano americano exhorto a todos los hispanos a no perder oportunidad alguna para mostrar gratitud y agradecimiento a esta nación. ¿De qué manera?, pues:

  • Exaltando las cosas positivas de esta nación, en lugar de criticar y enfocarse en los defectos.
  • Ser amable y amigables con los vecinos y con los compañeros de trabajo.
  • Ser disciplinado, respetar las costumbres y las leyes de la sociedad.
  • Honrar los símbolos nacionales (bandera, himno, fechas conmemorativas, duelos nacionales, etc.).
  • Demostrar respeto por los gobernantes que han sido democráticamente elegidos. Se puede estar de acuerdo o no con un partido de turno y sus políticas, pero no es correcto utilizar ofensas, frases denigrantes, ni faltas de respeto hacia ellos. La mayoría de nosotros no tuvimos el valor de hacerlo con los gobernantes de nuestros países de origen, causantes de nuestro peregrinar al exterior.

Nuestro nuevo hogar no es una sociedad perfecta (ninguna lo es), existiendo muchos aspectos a ser mejorados, lo que se hace a diario a través de su sistema democrático, la libertad de prensa y el derecho a la libre expresión. ¡Que privilegio!

A esta tierra, a los Estados Unidos de América: GRACIAS Y FELICIDADES en la celebración de su independencia.