Rostros locales: Carlos Córdova, “la mayor inspiración es la familia y la voluntad para lograr grandes cosas”

0
638

Por Yany Díaz, El Kentubano (Edición 119, junio 2019)

Carlos Córdova no conoce el descanso. Natural de la provincia de Santiago de Cuba, llegó hace más de veinte años a la ciudad de Louisville y es una de las personas que cada mañana alegra a los abuelitos de AccesCare. Deportista y especialista en medicina deportiva, ha logrado alcanzar sus sueños de retomar su profesión en este país.

“Me inicié en el deporte de lucha libre a la edad de 8 años, en la antigua EIDE Orestes Acosta en Santiago de Cuba, motivado por mi vecino Luis Manuel Nisiesa que era el Comisionado provincial de lucha en esos años y siempre vio en mi cualidad para este deporte. La lucha es un deporte que requiere de mucha disciplina, resistencia, habilidad técnica, y fuerza, pues exige entrenamientos fuertes y alto rendimiento tanto académico como físico.  De ahí cursé mis estudios universitarios en el curso para atletas en el Instituto Superior Comandante Manuel Fajardo, donde además cursé varios postgrados sobre medicina deportiva, masajes y fisioterapia física”.

¿Cómo fue llegar a un lugar donde prácticamente no había cubanos y salir adelante?

“La llegada a este país como a casi todos los inmigrantes es algo difícil al principio enfrentando los obstáculos del idioma, un clima diferente y la lejanía de la familia y amigos más allegados. Desde que llegué   trabajé en algunas compañías, hasta que un día me dije: es tiempo de empezar a lograr mis sueños como profesional. Estudiaba idioma en cada tiempo libre y fui a escuelas para perfeccionarlo, esto me abrió muchas puertas en trabajos de mi profesión. Inicié en el 2003 trabajando como entrenador personal. Pude revalidar mi título de Physical Education and Physiotherapy y esto me permitió trabajar en varias clínicas”.

Cuéntame un poco más de tu trabajo en AccesCare, ¿qué disfrutas más de tu profesión?

“Que decirles de mi ocupación, es parte de mí, la amo y amo a todos los que me rodean.  Hay que estar allí para en verdad sentir la energía y la química que transmiten todos los pacientes con que trabajo a día a día. Trabajo en AccesCare, centro para el adulto mayor donde atiendo pacientes de diferentes edades y comunidades. Mi principal tarea como Physical Education es ayudarlos en sus habilidades físico-motoras y mentales para tener una mejor vida, con salud, aliviar sus dolores y padecimientos. También trabajo con otros pacientes ayudándolos en su rehabilitación”.

¿Cuál consideras ha sido tu mayor fortaleza para salir adelante en este país?

“En este país que me abrió sus puertas, mi perseverancia y mis deseos de realizarme en mi profesión aun con los retos que se me presentaron. Por eso el mejor consejo que le doy a las personas que están llegando hoy es que luchen por alcanzar sus metas, que no se derrumben por el cansancio, este país es de muchas oportunidades para las personas que quieren triunfar, sin hacer daño a nadie hay para todos los que trabajen por lograr sus sueños. Un día estaba trabajando en el Derby paseando caballos, eran momentos duros y me dije a mi mismo: ¡Carlos tú puedes! No hay mayor inspiración que la familia y la voluntad para lograr grandes cosas. No me canso de darles el mejor consejo a los jóvenes, a los dueños de su futuro, mucho sacrificio y no se desaprovechen las oportunidades”.